OK Go nos vuelve a impresionar, esta vez con perros